El Renault 5 Turbo, puro rally


Siempre he tenido un especial cariño a Renault, sobretodos las otras marcas francesas y ha sido por hacer coches como este. El Renault 5 Turbo es el máximo exponente de la brutalidad en los coches, siempre me gusto por eso, por coger un simple utilitario y convertirlo en una bestia. Para mi es uno de los mejores Renault de la historia.

Pero veamos más acerca de este coche, y como es tradicional una prueba de la época.



El R5 Turbo fue un coche básicamente de rally homologado para calle. Fabricado por Alpine, en su sede, Dieppe y con el motor potenciado del Renault 5 Alpine potenciado, que en vez de 93 CV daba 160CV en el 5 Turbo. Como dicen en la prueba, este coche constituye un verdadero "puzzle" de componentes, teniendo que modificar la zona del habitáculo para montar el motor y aplicando numerosos esfuerzos en la carrocería para lograr mayor rigidez.


"Entre los refuerzos aplicados, hay que mencionar la robusta «cuna» de anclaje para el motor, el tabique instalado entre este último y el habitáculo, las traviesas que unen las torretas de anclaje de amortiguadores y el elemento delantero de poliéster para cumplir con las normativas «anti-crash»"



En la prueba lo comparan con otra bestia de los rallys, el Audi Quattro. Comentan que Renault podría haber optado por la tracción a las cuatro ruedas, pero debido al peso y a las complicaciones mecanicas lo descartaron. En Renault-Sport sobretodo querian una relación peso-potencia excelente. En Renault se hizo un esfuerzo increible por agrupar las masas más cosiderables cerca del centro de gravedad-dicen- explica la situacion inhabitual y conformacion extraña de los dos depositos de combustible.

La unidad probada es como la unidad de la radiografía, roja, incluso en su interior. Su peculiar estética levanta este comentario: "parece fuera de lugar juzgar este coche por los parámetros estéticos habituales", "diseñado por y para la competición"

Su Cx no es muy bueno (0,44) pero no tiene mucha importancia ya que en un coche destinado a los rallys las velocidades alcanzadas no suelen ser muy altas. Lo que si tiene el R5 Turbo es una batalla corta y compacta, garantía de buena manejabilidad, dicen. Los colores con los que se ofrecía de serie el Turbo eran rojo y azul metalizado-este coche es bonito en cualquier color- y continuando por su interior, dicen que su interior ha sido objeto de toda clase de cuidado por los estilistas de la casa, quizás demasiado dice. El interior, con parte del salpicadero en rojo y todo su suelo maquetado en azul claro no gusta mucho.

Su tablero de instrumentos, por muy bonito que parezca, no está logrado. Se pregunta:
"¿De qué sirve tener delante de sí nada menos que diez relojes (incluyendo nivel de aceite y manómetro de sobrealimentación) si apenas se pueden leer tantas informaciones? Al menos es lo que sucede de día; y eso que los relojes están siempre iluminados"


Su postura de conducción puede ser considerada perfecta, excepto para aquellos que midan más de 1,85. Muy equipado y bien terminado, el 5 Turbo solo ofrece cuatro opciones. Critica que en opciones tenga los cristales tintados y elevalunas eléctricos, en un coche de ese precio, roza la burla- afirma tajantemente-.

Vuelven otra vez a compararlo con el Audi Quattro-una tónica habitual en esta prueba-. Diciendo que, a excepción del Audi ningún otro coche le había dado tal sensación de eficacia.

En carretera abierta, incluso pisando muy fuerte es realmente difícil traspasar los límites del Renault 5 Turbo. En curvas, el coche se comporta como un autentico coche de competición, su suspensión es confortable, además de neutra, pues el coche no tiende al sobreviraje ni el subviraje.

Finalizan la prueba con el balance, respecto al Audi Quattro, la tracción a las cuatro ruedas, gana. Si bien también el Renault es confortable y sorprende, el Audi también gana. En frenos y en manejabilidad es superior el francés. El Audi es claramente más rápido-pero dicen- la elección se realizara en torno al temperamento de cada coche.

"Y en cuanto a prestaciones, el Audi es claramente más rápido en punta, aunque no más brioso. En resumen, que es a nivel de «temperamento» donde se realizará lógicamente la elección. Más espacioso, un poco austero, técnicamente de vanguardia, el Quattro resulta fascinante para la inteligencia. Pero el Renault 5 Turbo, más ágil y divertido, llega al corazón"



Posteriormente existiría el Turbo II, algo mejorado. Y el Maxi Turbo, versión para rallys. Este Renault no solo corría en rallys, sino también en circuitos. Hubo una competición, el Copa Europea del Renault 5 Turbo, en la que podemos ver unos de sus videos en un post que preparé hace algún tiempo "On-boards-de-ensueño".

Actualmente podemos encontrarnos "culo gordos" por 35.000€, y también un Maxi Turbo por el módico precio de 69.000€. Si los tuviera los pagaría con gusto. Hace un par de años hubo una reedición del 5 Turbo, con el Clio V6 (Phase I y II).

Fuente: Pieldetoro

Comentarios

  1. Precioso el Culogordo, aunque nos e porque me llama más el 5 Alpine

    ResponderEliminar
  2. El gran precursor de esas pequeñas fieras de Renault que nos ha dejado maravillas como el Clio Williams o el Clio Sport V6.
    Aun se ven mogollón de R5 Turbo en rallys regionales, buena señal de que han envejecido bien y son sinónimo de diversión al volante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Panorama#Tambien tiene su punto, aunque tiene pinta de ser más barato en el mercado de segundamano

    xavi# El 5 Turbo siempre dando espectaculo, una muestra es la primera y segunda foto.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. A mi me flipa este coche es wapisimo i ademas un bichaco

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares